DON'T EVEN THINK. New York.




 

gallery/img_6245
gallery/img_6252
gallery/0
gallery/img_6216
gallery/img_6228
gallery/img_6304
gallery/img_6299
gallery/img_6287
gallery/img_6286
gallery/1
gallery/4
gallery/2
gallery/img_6380

Delusions. MoMA. New York


Intervención en el Museum of Modern Art (MoMA). Nueva York


Intervention in The Museum of Modern Art (MoMA). NewYor

 

gallery/img_6208
gallery/img_6203
gallery/img_6207
gallery/moma-entrance
gallery/img_6206

NO ENTRY. Miami Beach

 


 

gallery/bbbcc
gallery/img_6129
gallery/img_6162
gallery/img_6158
gallery/4
gallery/8
gallery/img_6150

Any resemblance to reality. NY


“Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia”. Nueva York




 

gallery/a
gallery/b

Bi€iMAD



El nuevo sistema BiciMad instalado en Madrid, no ofrece un servicio público de bicicletas para el uso cotidiano de los madrileños, sino un reclamo turístico más.
El modelo de BiciMAD siempre conlleva un gasto mínimo para el usuario de 50 céntimos, algo que no ocurre en otros modelos de bici pública como Sevilla, Barcelona, Zaragoza, Gijón, Miami o París.
"Con ese cobro mínimo que plantea BiciMAD, si quieres usar sus bicicletas como medio de transporte para ir al trabajo, eso te costaría: 25€ de la cuota anual más (tomando el mínimo: usas la bici menos de 30 minutos) 20 días x 11 meses x 2 veces (ida y vuelta) x 0,5€ = 220€, con lo que pagarías al año por el uso de las bicis municipales para ir a trabajar un mínimo de 245€.
En Sevilla, hacer lo mismo te costaría sólo 33€ al año. En Barcelona 47€, Zaragoza 36€, Valencia 27€ y en París 29€ (ó 19€ si eres menor de 26 años), y en Quito o Gijón es gratis".


 

gallery/aaasssa
gallery/img_6690
gallery/img_6761
gallery/img_6728
gallery/img_6685
gallery/img_6709_1
gallery/img_6720
gallery/img_6734
gallery/3
gallery/4

BASURA

garbage


 

 

gallery/img_20140706_104630
gallery/img_6757
gallery/img_6692

Parque público / Public park


El parque, ese espacio público cada vez más privado, con hora de apertura y cierre, sin espacios acondicionados al juego, sin luz nocturna, sin gente. Junto a los deportes típicamente urbanos como el skate, prácticamente criminalizado en todas las ciudades, por ejemplo Madrid, donde la circulación y realización de acrobacias con patines o monopatines por aceras o lugares para el tránsito peatonal está considerado como infracción grave, las multas pueden llegar hasta los 1.500 euros.

La acción, dividida en dos partes, consistió por un lado en pintar frases relacionadas con el espacio público, la idea de parque y su uso. Por otro lado, la representación de los deportes urbanos desplazados de la ciudad a áreas creadas para su uso específico.
La intervención fue realizada sobre siete puentes situados en el parque Pradolongo, en el barrio de Usera, Madrid.


The park, this public space increasingly private, with opening and closing time, without spaces to play, without night light, without people. Along with the typical urban sports like skateboarding, criminalized in all cities, such as Madrid, where circulation and performing acrobatics on skates or skateboards on sidewalks or places for pedestrian traffic is considered as a serious offense, fines can reach to 1,500 euros.

The action is divided into two parts, one hand consisted of painting phrases about public space, the idea of park use. On the other hand the representation of the displaced urban sports of the city to specifically areas for use.
The intervention was performed on seven bridges in Pradolongo park in Usera district, Madrid.



 

gallery/2
gallery/1
gallery/4
gallery/3
gallery/6
gallery/5
gallery/8
gallery/7
gallery/10
gallery/9
gallery/14
gallery/11
gallery/12
gallery/13